Cómo desenredar tus cadenas

Si estás leyendo este post seguramente ya has pasado alguna vez por esta pesadilla y sin darte cuenta, tus cadenas y collares se han enredado, ¿verdad? Incluso alguno se te ha partido en el intento de desenredarlo.
Pues tranquila. Venimos a ayudarte. No estás sola.

Lo primero de todo es respirar hondo. Tienes que saber que para solucionar ésto más vale maña que fuerza así que no entres en shock y sigue estos consejos:
• Coloca los collares o cadenas enredadas en una superficie lisa para ver exactamente la dimensión del nudo y poder identificar el número de collares implicados.
• Abre todos los collares que puedas por su cierre, ya verás que será mucho más sencillo desenredarlos.
• Intenta separar las cadenas o cabos que están más enredadas para empezar por aquí dejando para el final las más sencillas porque ya verás que éstas las desenredarás súper rápido.
• Busca una aguja de coser o un alfiler. Será tu mejor herramienta. Introdúcela en los nudos moviéndola de lado a lado para que cojan holgura y se vayan relajando hasta ir quedando más sueltos. Si usas dos agujas será genial porque puedes ir con las dos haciendo movimientos a la vez.
• Cuando veas que los nudos se van abriendo puedes usar los dedos también.
• Cuando tengas los nudos más graves sueltos busca el final de la cadena y ve metiéndola por los huecos de los nudos hasta ir deshaciéndolos. Verás como cada vez tienes más tramo de cadena suelto.
Cuando sigas estos consejos vas a ver que la pesadilla inicial se convierte en menos importante.
Importante: intenta que todos los movimientos al manipular las cadenas sean suaves...no pegues tirones ni pierdas la paciencia!
¡Y hasta aquí este consejo que hará que nunca más des de lado a esos collares que tanto te gustaban!
¡Si quieres más tips y consejos dínoslo y te ayudamos!

Ir al contenido